Historias de Mudanzas
Puedes comentar tu Historia de Mudanza para compartirla con Personas
Recogidas-Gratis.com - Mudanzas - Historias de Mudanzas - La Historia de Elena

La Historia de Elena

Historias de Mudanza vividas y relatadas por Profesionales, Empresas y Particulares para Compartir

Cuidadosos y Respetuosos con el Medio Ambiente

Contacta con Nosotros


Cambiar de domicilio y estrenar nueva Casa puede convertirse en un auténtico Caos si no se cuenta con un Asesoramiento previo. Realiza tus gestiones con suficiente Antelación, ahorrarás más Dinero y evitarás Molestias. Esto implica ponerse manos a la obra para organizar el Porte, nuestro Porte.
La elección de Profesionales expertos y adecuados, comparar Precios y asegurar convenientemente nuestras Pertenencias, es algo que se debe hacer con Paciencia, dejando las Prisas a un lado. PortesPaquetes para un Pequeño Porte

La Historia de Elena:

Elena miró las cajas en las que estaba metiendo toda su vida, y sintió ganas de llorar. No era su primera mudanza, desde luego, pero nunca se imaginó que se vería obligada a cambiarse de casa en semejantes circunstancias.

Uno no hace una mudanza por deporte. Lo normal es que la haga para mejorar. Elena recordó las anteriores mudanzas, y un aluvión de recuerdos le cayó encima. La primera, de niña, por un cambio de trabajo de su padre. La siguiente, a estudiar a Madrid. Una más, cuando Jaime y ella decidieron vivir juntos. La siguiente tras el ascenso de Jaime, y la última con la llegada del segundo hijo.

Si sumara las maletas que había acarreado, los vasos que había envuelto uno a uno en papel de periódico, los rollos de cinta de embalar gastados en precintar las cajas, le darían cifras de récord. Pero todas fueron mudanzas hechas con ilusión, mirando hacia delante con los ojos llenos de planes de futuro, y guardando un cierto cariño por lo que se dejaba atrás. Hoy era distinto. Hoy salía huyendo.

Su hija mayor, Ana, la miraba desde los cristales de sus gruesas gafas. Elena le acarició la cabeza, con cuidado de no rozarle los puntos de sutura.
La niña, de trece años, trató de sonreír, pero el corte del labio le dolió, y emitió un corto quejido. Cabizbaja, cogió una nueva caja y se metió en su habitación. Elena se volvió a preguntar cómo no se había dado cuenta antes de lo que estaba pasando.
Cómo permitió que las cosas llegaran hasta ese punto.

El día en que la llamaron del instituto para decirle que Ana estaba faltando frecuentemente a clase, no lo podía creer.

Era una criatura muy inteligente, estudiosa, ávida lectora, de notas brillantes. Le preguntó, pero ella le dio vagas excusas. La castigó, pero no consiguió nada. Su rendimiento comenzó a caer en picado.No había día que no discutieran. Jaime la llevaba al instituto en coche para asegurarse de que entraba, pero ella se marchaba en cuanto su padre se daba la vuelta. Pensaron en las drogas, pero les juró que no consumía. Pensaron en un chico, pero también les juró que no salía con ninguno. “¿Quién se va a fijar en mí, la empollona con los dientes llenos de hierros y las gafas de culo de botella? ¡Si ni siquiera me dejáis pintarme para ir al instituto!” Y se encerró en su cuarto. No comía bien, no dormía bien. Tenía pesadillas.


Cajas preparadas con Ropa delicada y cara

Cajas de la Mudanza


La voz de alarma la dio Mario, su hermano, el curso siguiente, cuando entró al instituto. Había un grupo de alumnas en la clase de Ana, algunas de ellas repetidoras, capitaneadas por una en concreto, que se dedicaban a acosarla. Los insultos, las zancadillas, los golpes, las amenazas, eran el pan nuestro de cada día para la niña. Había incluso pintadas hirientes en las puertas de los lavabos.

Llevaba más de un año aguantando aquello. “Y si se lo cuentas a alguien, estás muerta. ¿Lo entiendes, empollona de mierda? Atrévete a irle con el cuento a los profesores o a tu mamá y vas a saber lo que es que te jodan la vida”. Esa era la realidad de Ana.

Después de las denuncias ante la Guardia Civil, cuatro chicas fueron expulsadas del instituto. La más violenta de ellas, la que instigaba a todas las demás en contra de Ana, fue incluso juzgada. Pero al no haber lesiones físicas graves demostrables, teniendo en cuenta que “la menor viene de una familia desestructurada, serios problemas de alcoholismo de su padre, desamparo, y bla, bla, bla…”, se zanjó el tema con una multa y la obligación de la asistencia a un psicólogo para la agresora. Y, teniendo en cuenta también la obligación de estar escolarizadas hasta los dieciséis años, se reubicó a aquellas chicas en otros institutos.

Y carpetazo al tema.

Ana volvió a clase. Todos la miraban y cuchicheaban a sus espaldas. Los profesores trataban de mantener una cierta normalidad, pero no fue posible. Ella se sentía observada, aunque trató de ser valiente. El primer empujón, y el primer “chivata” lo recibió a la hora del patio. Rezó para que su padre no llegase tarde a recogerla. Cuando salió por la puerta no las vio venir. Entre las cuatro sólo tardaron un par de minutos en cubrir a Ana de golpes. Algunos vidrios de las gafas se le clavaron en la cara, los labios le quedaron machacados por los trozos de metal de la ortodoncia, incluso se tragó uno de sus dientes. No podía respirar, no podía abrir los ojos. Le arrancaron varios mechones de pelo, cerca de la brecha que sangraba en su cabeza, y le quitaron los pantalones del chándal para humillarla ante todos. Nadie hizo nada.

Unos por miedo, otros por… bueno, quién sabe por qué. Jaime venía corriendo, gritando, pero el corrillo de adolescentes que amparaba la paliza mientras grababa con el móvil la escena para después colgarla en Internet no se apartó. A empujones llegó hasta su hija, que tragaba sangre de la nariz y el labio rotos tratando de respirar.

Elena continuó embalando los libros del salón. No importaba la pena que se les había impuesto por la paliza. Sabía que volverían a por ella, que la primera pintada que había aparecido en el portal de su casa era el aviso de que, a pesar de ser inocente, de no haber herido a nadie, de no haber cometido más delito que el de ser más inteligente que la mayoría, Ana no estaba a salvo. Ir al instituto con escolta policial no era vida para una niña de trece años. No iba a permitir que su hija corriera peligro. Mario se quejó: “¿Por qué nos tenemos que ir nosotros? ¿Por qué no se van ellas, que son las que lo han hecho mal?”

Cerró una nueva caja y se sentó sobre ella. Quizá en una ciudad más pequeña su familia podría recuperar la tranquilidad. A veces, aunque duela, una retirada a tiempo es una victoria. Pensó que el día de mañana Ana sería una mujer adulta, preparada para el mundo. Las otras serían carne de cañón, y deseó todo lo peor que se le ocurrió para ellas. Ya que la justicia no iba a castigarlas como se merecían, que la vida se encargase de ello. Pero no se iban a quedar allí para verlo.
El camión de mudanzas llegaría en unos minutos. No le gustaba sentir rabia, ni sentir odio. Esperó que la nueva ciudad y la nueva casa fueran un buen sitio para empezar a olvidar. Jaime la abrazó por la cintura, y juntos fueron hacia el coche.


Chica que se marcha de casa con sus Pertenencias

Chica marchándose de Casa


Es la imagen de la cabecera de la Empresa: Desalojos y Vaciados Crespo y López

Es Fácil, Rápido, Gratis y Sencillo
Recogidas-Gratis.com

Disponemos de Cantidad de Mercancía para Personas que la Necesitan a un Precio Asequible, y Si Necesitáis o Deseáis comprar Artículos de nuestros Rastros de Muebles de Segunda Mano, disponemos de Multitud de Artículos Usados y Nuevos a Buenísimos Precios, ya que vendemos Al Público y Al por Mayor

Casi todas Personas se apuntan cada vez más a la recogida selectiva de muebles, complementos, enseres y demás...

Cada vez más y con más frecuencia las personas se apuntan diariamente a la recogida selectiva de muebles, complementos, accesorios y objetos en Domicilio, tanto sean voluminosos, de linea blanca o enseres menores, debido al crecimiento económico que estamos apreciando y de esta manera se consiguen más beneficios medioambientales. Responsabilizándonos de un Futuro mejor para todos, te ofrecemos nuestra funcionalidad de servicios múltiples de recogida de muebles, objetos, material y enseres en general.
Si necesitas un Vaciado de Piso o una recogida de muebles en tu propio domicilio, puedes solicitar telefónicamente nuestras prestaciones de retirada de objetos en particular o en general en tu hogar.

La regla de las tres erres, también conocida como las tres erres de la ecología, o simplemente 3R, o también las tres erres, es una propuesta sobre hábitos de consumo responsables, popularizada por la organización ecologista Greenpeace, que pretende desarrollar hábitos de consumo con responsabilidad y un mejor futuro.

Las tres erres (3R) ecológicas es una regla para cuidar el medio ambiente, específicamente para reducir el volumen de residuos o basura generada.

Las 3R pretenden desarrollar hábitos de consumo responsable y te conciencian a tirar menos basura, ahorrar dinero y ser un consumidor más responsable, así reduciendo tu huella de carbono.
Nosotros reducimos el problema en la medida que podemos , siendo una de las empresas de recogida de muebles y demás que disminuimos el impacto del medio ambiente y mejoramos nuestro entorno y bienestar.
Mobiliario de nuestro Rastro de Segunda Mano

Recogida de Muebles

Reutilizar un objeto, mueble, accesorio, material, mercancía o complemento para darle una segunda vida útil, una nueva oportunidad, es nuestro objetivo diario y primordial, ya que todos objetos o bienes pueden tener más de una vida

Reducir, Reciclar y Reutilizar

Nuestra aportación contribuye a crear un mundo más limpio y sostenible, con la venta de materiales y enseres usados en nuestro Rastro y lo que no tiene demanda y salida lo llevamos al Ecoparque

Cada Mudanza Siempre es una Historia Diferente

Coméntanos tu Historia de Mudanza o Porte realizado para que miles de Personas conozcan tu Experiencia vivida, y pueda Compartirla quién Desee con todos Nosotros

Relata Tu Experiencia vivida en la Mudanza o el Porte que hayas Realizado en tu Vida:







Servicios de Mudanza y Mudanza en Murcia - Mudanzas Seguras

Colaboración y Ayuda con los Países más Desfavorecidos de Mobiliario y Objetos en general, de los Vaciado de Casas y Vaciado de Viviendas que efectuamos en nuestra Empresa

Toda la mercancía, mobiliario y demás que recogemos de nuestros vaciados de casas y vaciados de viviendas no lo podemos guardar durante una estancia larga, ya que necesitaríamos un espacio amplísimo y no nos lo podemos permitir, debido a los gastos excesivos de los alquileres de inmuebles.

En base a eso tomamos la decisión hace algún tiempo de colaborar mensualmente con países del tercer mundo, concretamente con Senegal, Nigeria, Ghana y Argelia. En estos países de África en vías de desarrollo, los muebles, enseres y todo el material de segunda mano y usado es muy preciado, ya que por su economía no pueden disponer, en la mayoría de las familias, de mobiliario y objetos nuevos a estrenar.Manipulando un contenedor cargado con destino a África

Todo el material y componentes que en nuestro rastro no le podemos dar una salida urgente, en un breve período de tiempo, y está en buenas condiciones para ser aprovechado y reutilizado, lo vamos apartando, limpiando, embalando y clasificando para su carga en un contenedor con destino a los países mencionados. En cuanto al cargamento de dicha mercancía y demás la realizamos nosotros sin cargo ni coste alguno, y por nuestra experiencia para aprovechar y cubicar al máximo dichos enseres. En lo referente al transporte, los despachos de aduanas, descarga, manipulación y operaciones en el país destinatario ya se encarga la persona intermediaria que tenemos asignada de cada país, con la cual estamos en constante y continuo contacto y colaboración, quien se merece ganar y obtiene un sueldo moderado, un salario justo, obligatorio y necesario por su trabajo diario y constante de revisar y darle una salida humilde y eficiente a toda la mercancía que lleva el contenedor, ya que la despacha y la vende a bajo precio por la escasez y renta mínima de que disponen dichas personas en esos estados, donde el subsistir ya cuesta.una familia pobre de África

Con esta filosofía y este tipo de proyecto que mantenemos activo en nuestra empresa con países necesitados, colaboramos en los 3 principios en los que se basa y sustenta nuestra ocupación y trabajo incesante desde el año 2.015 que creamos la empresa que son: reducimos, reciclamos y reutilizamos en la manera que podemos.
Gran parte de todos estos elementos, componentes, enseres y muebles los disponemos más fácil por los encargos y cometidos de vaciado de casas y vaciado de pisos que ejecutamos y desarrollamos, que a medida que transcurre nuestro proceder, se nos incrementa más demanda en nuestro oficio.

Bien es cierto, y gracias a que bastantes empresas, comercios, inmobiliarias y agencias, también requieren nuestros trabajos y servicios de vaciados de pisos y vaciados de inmuebles, en base a ello, podemos disponer de infinidad de mobiliario y demás para llenar nuestro almacén y nuestro rastro, ofreciendo una salida de género rápida y eficaz en todos los sentidos, en concordancia con nuestro pensamiento inicial desde el primer segundo que se fundó y constituyó esta humilde empresa de servicio múltiple y funcionalidad diversa.

Cooperando y Apoyando con nuestra Colaboración y Esfuerzo al tercer Mundo

Nos Preocupamos por un Planeta Mejor

Solidarios y Comprometidos con el Medio Ambiente: Reducimos, Reciclamos y Reutilizamos
Agradecemos a todos nuestros Clientes, Particulares, Profesionales, Amigos y Conocidos, Corredores, Donantes, Negocios, Empresas, Internautas, Compañías, Comercios, Inmobiliarias y Agencias que visitan, participan, colaboran y navegan en esta web Respetuosa del Medio Ambiente de Información y Servicios Múltiples, y Deseamos que haya sido de su Agrado y que encuentren lo que Necesitan

Servicios de Confianza  -  Crespo & López  -  Mudanzas Seguras

Empresas de Mudanzas y Servicios de Mudanza

Ofrecemos y Realizamos Soluciones Medioambientales que mejoran nuestro Bienestar, Entorno y el Medio Ambiente
UNICEF - Unidos por la InfanciaTodos los Materiales y Útiles que empleamos en nuestros Servicios, Trabajos y Oficios son Reciclados y Reutilizados

Web de Información, Excelentes Funcionalidades y Servicios Múltiples
Encárguenos y Realice sus Peticiones con suficiente Antelación y será Mejor para Todos
Cumplimos una Misión con nuestro Cometido que es Reducir, Reciclar y Reutilizar


 .